En el SMTown Coex Atrium, de Seúl, parecen haberse tomado la famosa Ola Coreana al pie de la letra.

Ubicado en el barrio Samseong-dong, distrito de Gangnam, es el hogar de la compañía SM Entertainment, que representa a artistas como Super Junior, EXO y Red Velvet, entre otros.

Su fachada venía utilizándose desde 2018 para proyectar videos y publicidades de estas estrellas de K-Pop. Pero la instalación de arte del año pasado, en la gran pantalla LED que envuelve el exterior del edificio lo hizo realmente popular en el mundo.

Con 80 metros de ancho y 20 metros de altura, se puede observar la increíblemente real ilusión de una ola rompiendo.

La creación de d’strict, llamada WAVE, utiliza tanto el frente como los lados de la pantalla, que es la más grande de su tipo en exteriores.

FUENTES

https://www.bdcnetwork.com/south-koreas-smtown-coex-atrium-led-facade-contains-giant-crashing-wave

https://koreandramaland.com/listings/smtown-coex-artium/

https://youtu.be/ZzxuftgFuoE

La popular novela turca “Doctor Milagro”, de singular éxito en múltiples paises y uno de los programas más vistos en la Argentina, es la remake de una serie coreana llamada “Buen doctor” ( 굿 닥터 o “Gut dakteo”).

Estrenada en 2013 y protagonizada por Joo Won, Moon Chae Won, Joo Sang Wook y Kim Min Seo, el k-drama duró 20 episodios.

Presentaba a Park Shi-on, un joven con trastorno del espectro autista asociado con síndrome de Savant, que ansiaba convertirse en médico cirujano.

La versión turca y la serie original (Gentileza Xiah Pop)

En 2017, previamente a la versión de Turquía, había existido una adaptación en Estados Unidos, denominada “The Good Doctor”, con el rol protagónico de Freddie Highmore. La misma se sigue emitiendo hasta nuestros días.

Fue justamente un actor de Corea del Sur (Daniel Dae Kim, conocido por su papel en “Lost”) quien, atento al éxito de “Buen doctor”, tuvo en mente hacer una adaptación, decidió comprar los derechos de la serie y se convirtió en productor ejecutivo de la versión americana, en la cual también actuó.

El k-drama original está disponible para ver en Amazon Prime y en algunas regiones de Netflix.

Asimismo, puede conseguirse en formatos físicos.

FUENTES

https://xiahpop.com/doctor-milagro-buen-doctor/

https://www.clarin.com/espectaculos/tv/caras-mismo-medico-doctor-milagro-the-good-doctor-buen-doctor-guddo-dokuta_0_UEu9-OoEA.html

Con el lema “Corea ante un nuevo cambio de época. Aproximaciones desde el Sur Global”, el Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la Asociación Argentina de Estudios Coreanos, llevarán a cabo el 23 y 24 de noviembre el XII Congreso Nacional de Estudios Coreanos.

Desde 2005, año en que se realizó el Primer Congreso en la Universidad Nacional de Rosario, se han llevado adelante once ediciones en las que participaron cientos de especialistas, investigadores formados y en formación, y estudiantes de grado que se iniciaban en los estudios coreanos.

Su continuidad por más de una década y media demuestra la vigencia e interés en estas disciplinas.

La inscripción es gratuita y abierta al público.

Pueden obtener más información acerca de la misma, el cronograma, los disertantes y el envío de presentaciones en: https://congresos.unlp.edu.ar/xiicnec/?lang=es

Tiene aspecto de nave espacial, que parece hallarse muy a gusto en Seúl, pero se trata del Dongdaemun Design Plaza (DDP).

Concebido como un centro cultural, fue construido en 2014, por el estudio de la arquitecta Zaha Hadid.

Posee una superficie cubierta de casi 90 mil metros cuadrados y un parque de 30 mil.

Fue el primer proyecto en Corea en utilizar modelación 3D y herramientas digitales en la construcción.

La construcción de la envolvente exterior del DDP fue un reto, ya que el sistema de revestimiento se compone de más de 45.000 paneles de diferentes tamaños y grados de curvatura.

La fachada posee un campo de patrones de pixelación y de perforación, lo que crea un efecto visual dinámico, en función de las condiciones de iluminación y las estaciones.

En su interior se hallan salas de exposición, auditorios, un Laboratorio de Diseño y diversos emprendimientos comerciales.

Previamente a la construcción, se efectuaron trabajos arqueológicos que develaron artefactos antiguos, los cuales fueron rescatados, restaurados e integrados al entorno propuesto por los arquitectos, del mismo modo que se integra la antigua muralla de la ciudad.

Páginas Web

www.ddp.or.kr

https://spanish.visitkorea.or.kr/spa/ATT/4_2_view.jsp?cid=2475096

https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/BayvyOdLpf/plaza-dongdaemun-zaha-hadid-architects

La Koreatown más poblada del mundo se ubica al oeste de Downtown L.A. y al sur de Hollywood, abarca 7 kilómetros cuadrados, cuenta con 340.000 habitantes y es uno de los más diversos vecindarios en Los Ángeles.

Este Barrio Coreano se destaca porque, además de tener un gran porcentaje de población emigrante y descendiente de Corea del Sur (+18%), es un ámbito de convivencia multicultural de comunidades, siendo segunda en importancia la presencia latina.

La K-town también es conocida por tener una de las más grandes concentraciones de clubes nocturnos y negocios de 24 horas y restaurantes en el país.

Limita oficialmente con las calles Western, Vermont, Beverly y Olympic. Se puede llegar allí por varias líneas de metro y es recomendable transitar el barrio a pie.

En el pasado, fue el epicentro de la Era Dorada de Hollywood, hogar del Hotel Ambassador, el club nocturno Cocoanut Grove y la cadena de restaurantes Brown Derby.

Entre sus atracciones se encuentra el Pabellón Coreano (Da Wool Jung, «lugar de reunión armonioso»), inaugurado en 2006 y construido por artesanos de Corea del Sur.

Está rodeado por un jardín y próximo al Parque Internacional de Seúl.

Korean Pavillion

También es recomendable acercarse al Museo Coreano-Americano, para conocer los logros y la historia de la comunidad.

En lo que respecta a la arquitectura, posee destacados sitios de estilo art déco y tiene como íconos al edificio Pellissier y al teatro Wiltern, que pertenecen al registro estadounidense de sitios históricos.

Pellissier building y Wiltern theatre

Por supuesto, uno no puede irse del Barrio Coreano sin probar sus especialidades gastronómicas, admirar el arte callejero, pasar un rato en los animados bares de karaoke o ir de compras, por ejemplo en la Koreatown Galleria.

Arte callejero en el Barrio Coreano

FUENTES

Discoverlosangeles.com

Red-Viajes.com

Expedia.com.ar

Montebellotaxi.com

Getty Images

El Pequeño Seúl o Barrio Coreano de la Ciudad de México está ubicado en la denominada Zona Rosa de Colonia Juárez, cercano al Ángel de la Independencia.

Las principales calles en donde se localiza el barrio tienen nombres tan poco asiáticos como Florencia, Hamburgo, Praga, Berna, Biarritz y Londres, aunque es allí donde se asentaron muchos de los coreanos llegados al país y prácticamente son los únicos sitios para hallar sus comercios y productos.

Localización del Barrio Coreano de CDMX

La primera inmigración de Corea a México se dio en 1905 y en 1962 se establecieron relaciones diplomáticas entre ambos países.

Se estima que en toda la Ciudad hay cerca de 9.000 nacionales coreanos, mayormente arribados en la década de los 90s.

Varios de los negocios de la zona (supermercados, spas, tiendas dermatológicas, bares, saunas y karaokes) abrieron para atender específicamente a la comunidad coreana, pero poco a poco se han insertado al devenir diario de la ciudad, y ahora son frecuentados por gente de todas las nacionalidades.

Uno de los muchos cafés de la zona

FUENTES

  • El pequeño Seúl de la Zona Rosa, una joya escondida de la CDMX (Mx City.mx)
  • Conoce el barrio coreano en la CDMX (El Universal)
  • Qué visitar en el barrio coreano de la CDMX (Gourmet de Mexico.com.mx)
  • Barrio Coreano (Viajero M.com)
  • Wikipedia

El Barrio Coreano (Baek-Ku) de la ciudad de Buenos Aires se extiende sobre avenida Carabobo, entre Eva Perón y Castañares. Es un conjunto de viviendas, templos, restaurantes y mercados de una cultura que cumplió medio siglo en el país, desde que llegaron los primeros inmigrantes, allá por 1965 a Lamarque, provincia de Río Negro.

En las calles aledañas están las casas, y es sobre las avenidas que se desarrolla la vida comercial más activa y accesible para los porteños. Todo está ahí, a la vista, pero con una sutileza que exige la búsqueda.

Esta zona del Bajo Flores es una de las regiones históricas de asentamiento de la comunidad en la ciudad, aunque varios han empezado a mudarse a calles cercanas a la avenida Avellaneda, donde hay una fuerte actividad textil, ocupación que desarrolla un importante porcentaje de coreanos.

Un poco de historia

Según datos del gobierno porteño, en la Argentina viven hoy unos 30.000 coreanos; más de 15.000 están en la Capital y llegan al 80% si se les suman los que se afincaron en la provincia de Buenos Aires. Vinieron en búsqueda de un futuro mejor, tras la Guerra de Corea (1950-1953).

Las familias que llegaron empezaron a poblar primero zonas rurales, pero con el tiempo terminaron en Buenos Aires. De a poco, a cada coreano que arribaba, le indicaban que en el Bajo Flores podía encontrar otros compatriotas que lo ayudarían.

Al principio, nuestro país era un lugar de tránsito, antes de una futura emigración a Estados Unidos o Canadá, pero muchos eligieron quedarse.

En la década del 90, la comunidad coreana tuvo cerca de 45.000 integrantes en el país, aunque esto disminuyó fuertemente, con la crisis del 2001-2002.

En 2015 se cumplieron 50 años de la primera inmigración coreana al país, y la colectividad lo celebró con un festival multitudinario en Parque Chacabuco, que profundizó la apertura del barrio y el vínculo con una cultura de bajo perfil y fuertes raíces, revitalizada por las nuevas tendencias que llegaron del país asiático.

En el Barrio Coreano los toques de estética oriental, como parte de la atracción turística, son una relativa novedad. Actualmente pueden verse murales con paisajes de Corea en algunas esquinas o decorando la fachada de los restaurantes. Son pinturas en color, como las que se hacen visibles, cuando bajan las persianas los comercios, en las calles de Seúl.

Es que, en los últimos años, las tradiciones clásicas del Bajo Flores se vienen sacudiendo con una movida que crece constantemente y que se asienta en dos pilares: la cocina y la música.

Hansik: la clásica cocina coreana

Dicen los que saben que la comida del Bajo Flores es más coreana aún, que en muchos lugares de Corea: en efecto, la modernidad hace que muchos vayan perdiendo el modo de comer tradicional, de una alimentación ligada a la salud.

Para quienes deseen incursionar en la comida coreana, lo ideal es probar con los locales que están sobre Carabobo, ya que son los más habituados a recibir gente que no pertenece a la colectividad. También conviene llegar temprano, ya que la actividad no suele extenderse más allá de las diez de la noche.

Si la conocida Chinatown de Belgrano tiene sus mercados con productos exóticos, los de esta zona no se quedan atrás: decenas de variedades de tés, jugos enlatados, chicles con sabores florales, comidas disecadas, y una impresionante variedad de productos de belleza. Sólo hay que buscar y preguntarles a los empleados, que por lo general ofician de como traductores.

También están las pastelerías, que venden un poco de todo, desde dulces hasta bolsas con 20 kilos de arroz (consumo promedio de consumo de una familia coreana tipo por mes).

Dance, dance, dance

La comida trasciende fronteras culturales y la música también. Corea del Sur se ha convertido en una potencia de exportación de K-Pop, además de los ya clásicos tecnología y cine de autor.

La Korean Popular Music se hizo mundialmente conocida por el éxito del Gangnam Style, aunque sus orígenes están en la industria musical de los años 90, Esa variante del pop que propone canciones pegadizas y coreografías milimétricamente ajustadas, hoy tiene a los rompe-records BTS (Bangtan Sonyeon Dan) como sus máximos exponentes, en una lista de grupos exitosos que suma nombres nuevos prácticamente cada mes.

En la Argentina tenemos decenas de miles de fanáticos activos que bailan, militan el estilo, celebran y estudian la cultura. Así es que favorecen el cruce de comunidades y la difusión de la coreanidad, más que cualquier campaña publicitaria.

FUENTES

El barrio coreano, pulso del Bajo Flores (Diario Z)

https://www.nueva-ciudad.com.ar/notas/201604/25366-el-barrio-coreano-en-flores.html

https://www.lanacion.com.ar/buenos-aires/barrio-coreano-los-50-anos-de-una-comunidad-en-flores-su-segunda-patria-nid1835966/

Este año, debido a las circunstancias especiales por las que atraviesa el planeta, los eventos celebratorios del Día Nacional de Corea se desarrollaron totalmente online, y se identificaron con el hashtag #semanadecorea.

La Embajada de Corea en Argentina y el Centro Cultural Coreano crearon una serie de eventos especiales, entre el 5 y el 11 de octubre, principalmente a través del canal oficial de la Embajada en Youtube.

Los invitamos a ver este resumen de lo que fue la Semana…

Hay mucha más infomación en las redes sociales y canales oficiales de la Embajada de Corea en Argentina:

Instagram: https://instagram.com/corea.emb/

Facebook: https://facebook.com/corea.emb/

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCmibAd-n_BKSDiHfLrhEKpw

Si pudieron disfrutar de esta Semana, hay una pequeña encuesta disponible, para conocer más qué les gustó y cómo la vivieron…

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdtjpUulNO4R048LNNmMHhgk6kRyIrGv_ERNOajZbE2TvznQw/viewform

A mediados de febrero, justo antes de que la COVID-19 se convirtiera en una preocupación global, la Conferencia de Seguridad de Múnich 2020 proclamaba la desoccidentalización del mundo, lo que supone el reconocimiento del final de un largo periodo de cinco siglos en el que la comunidad internacional se ha ido occidentalizando, al ritmo que el planeta se iba globalizando.

La razón de ser de este proceso de desoccidentalización, aunque responda también a elementos de crisis interna de Occidente, se debe fundamentalmente al ascenso de Asia, el continente que alberga más de la mitad de la población mundial.

Y la península coreana, juega un rol clave en el espacio geopolítico asiático. La península de Corea está compartida por dos mundos radicalmente opuestos, ya que no sólo está dividida por la ‘zona desmilitarizada’, que no es tal, sino por dos cosmovisiones antitéticas. La voluntad de reunificación existe, pero los obstáculos son extraordinarios. Fue sobre esta mirada, que el 17 de Septiembre tuvo lugar el V Seminario Anual sobre Corea, del CARI.

La pandemia no representó un obstáculo para la realización de la edición número cinco del Seminario “Miradas sobre Corea”, organizado por el Grupo de Trabajo sobre Corea del Comité de Asuntos Asiáticos del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).

Dicho Grupo de Trabajo, coordinado por Mercedes Susana Giuffré (UNMdP – CECCHI y miembro de la Asociación Argentina de Estudios Coreanos (AAEC)), desarrolló el evento el pasado 17 de septiembre, en su primera versión virtual, con un interesante marco de asistentes y expositores de diversas provincias de la República Argentina y el exterior.

El V Seminario “Miradas sobre Corea” contó en su inicio con las palabras de apertura del Embajador Eduardo Sadous, Director del Comité de Asuntos Asiáticos del CARI y la presentación de bienvenida de Mercedes S. Giuffré.

Con la presidente de la AAEC, Liliana Palacios de Cosiansi (Universidad Nacional de Tucumán) en el rol de moderadora, disertaron los siguientes expositores

  • Moisés Stanckowich Isern, de la Universidad de Barcelona (España), nos brindó sus experiencias en “La lengua catalana en el entorno universitario de Corea del Sur”.
  • Miguel Antonio Candia y Francisco Tita, ambos de la Universidad Nacional de Córdoba y miembros de la AAEC, quienes expusieron “El Conflicto Coreano 1950-1970, visiones desde Argentina”.
  • Luciano Lanare (Universidad Nacional de La Plata, AAEC), que presentó “El Eurocentrismo y los estudios coreanos en América Latina: algunas reflexiones”.
  • Héctor Agustín Arrosio, de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) expuso “Corea del Sur en los Sistemas de los EEUU durante la Guerra Fría (1947–1991) y en la geopolítica actual de los EEUU”.
  • Mercedes S. Giuffré cerró las presentaciones con “El “International Forum on One Korea” del 15 de agosto de 2020, explora una prospectiva de la reunificación de ambas Coreas”.

La jornada contó con un espacio final para preguntas y respuestas. Por último, los organizadores anticiparon la realización de una conferencia el próximo 20 de octubre, cuya temática será el 70º Aniversario de la Guerra de Corea.

Todas las presentaciones del V Seminario “Miradas sobre Corea” estarán disponibles próximamente en el Canal del YouTube del CARI (https://www.youtube.com/user/ConsejoCARI). Recomendamos seguir al Consejo en sus redes sociales, para estar al tanto de las últimas novedades en este tipo de eventos.

MUCHAS GRACIAS A MERCEDES S. GIUFFRÉ POR LA COLABORACIÓN EN ESTE TEXTO.

De todas las tradiciones culturales y artísticas de Asia oriental, las de Corea han recibido una menor atención en Occidente.

Este volumen, editado por el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (mejor conocido como “el Met”), examina los desarrollos más significativos en la historia del arte coreano, desde el período Neolítico hasta el siglo XIX, a través de ejemplos sobresalientes de los logros artísticos de Corea.

Escrito por destacados eruditos del arte coreano, el libro examina las características estilísticas y las innovaciones técnicas en cuatro áreas principales: cerámica, escultura budista, pintura, orfebrería y artes decorativas. Se presta atención a las condiciones políticas, sociales y culturales que llevaron a la creación de las obras de arte. en particular, las relaciones externas de la península de Corea y los intercambios con China y con Japón.

La edición acompañó a una importante exposición llevada a cabo en el MET en 1998, en coincidencia con la inauguración de la Galería Permanente de Arte de Corea, conformada con colecciones del Museo Nacional de Corea, y obras pertenecientes a coleccionistas privados de Corea, Japón y los Estados Unidos. Dicha galería continúa en funcionamiento y aloja a importantes exhibiciones.

Autores: Judith Smith, con Chung Yang-mo, Ahn Hwi-joon, Yi Song-mi, Kim Lena, Kim Hongnam, Pak Youngsook y Jonathan W. Best.

El libro puede descargarse aquí:

https://www.metmuseum.org/art/metpublications/Arts_of_Korea

Más información sobre la Galería De Arte Coreano del MET:

https://www.metmuseum.org/exhibitions/listings/2018/essential-korea