El jueves 13/10, en el marco del Primer Congreso Argentino de Ingeniería Urbana, realizado en el Centro Argentino de Ingenieros (Cerrito 1250, Ciudad de Buenos Aires), el Ing. Martín Civeira expuso su trabajo titulado “Daylighting: enseñanzas de la recuperación de un arroyo entubado en Seúl”.

La presentación describió la historia del arroyo Cheonggyecheon el cual, tras 700 años de servicio a la comunidad, debió ser entubado por razones de salubridad en la década del 60 y sobre el que se construyeron un camino de 10 carriles y una autopista elevada de 4, finalizándose las obras en 1977.

En la década del 2000, tras casi 30 años de degradación del espacio urbano, del estado de las estructuras y notable contaminación sonora y del aire, las autoridades metropolitanas decidieron restaurar a cielo abierto el arroyo subterráneo, en un tramo de 6 kilómetros de longitud.

Para lograr este propósito, se debió demoler, recuperar y reciclar más de 900.000 toneladas de materiales y se materializó un proyecto que incluyó el perfilado del cauce del río, plantas purificadoras y de bombeo de agua, desagües y drenajes, caminos vehiculares, senderos y facilidades para  peatones y ciclistas, 22 puentes y trabajos de paisajismo. Las obras se realizaron en un tiempo récord de 27 meses, a un costo de 386 millones de dólares.

Hoy en día, el arroyo Cheonggyecheon se ha convertido en un parque lineal de 40 hectáres, que recibe 60.000 visitantes diarios, con fauna y flora autóctona, puentes históricos recuperados y que es sede de festivales y eventos culturales.

El cambio de paradigma ha logrado posicionar la percepción de Seúl desde “una ciudad gris y de cemento” hacia una metrópolis “amigable y orientada hacia el factor humano y el medioambiente”.

2 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *