A mediados de febrero, justo antes de que la COVID-19 se convirtiera en una preocupación global, la Conferencia de Seguridad de Múnich 2020 proclamaba la desoccidentalización del mundo, lo que supone el reconocimiento del final de un largo periodo de cinco siglos en el que la comunidad internacional se ha ido occidentalizando, al ritmo que el planeta se iba globalizando.

La razón de ser de este proceso de desoccidentalización, aunque responda también a elementos de crisis interna de Occidente, se debe fundamentalmente al ascenso de Asia, el continente que alberga más de la mitad de la población mundial.

Y la península coreana, juega un rol clave en el espacio geopolítico asiático. La península de Corea está compartida por dos mundos radicalmente opuestos, ya que no sólo está dividida por la ‘zona desmilitarizada’, que no es tal, sino por dos cosmovisiones antitéticas. La voluntad de reunificación existe, pero los obstáculos son extraordinarios. Fue sobre esta mirada, que el 17 de Septiembre tuvo lugar el V Seminario Anual sobre Corea, del CARI.

La pandemia no representó un obstáculo para la realización de la edición número cinco del Seminario “Miradas sobre Corea”, organizado por el Grupo de Trabajo sobre Corea del Comité de Asuntos Asiáticos del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI).

Dicho Grupo de Trabajo, coordinado por Mercedes Susana Giuffré (UNMdP – CECCHI y miembro de la Asociación Argentina de Estudios Coreanos (AAEC)), desarrolló el evento el pasado 17 de septiembre, en su primera versión virtual, con un interesante marco de asistentes y expositores de diversas provincias de la República Argentina y el exterior.

El V Seminario “Miradas sobre Corea” contó en su inicio con las palabras de apertura del Embajador Eduardo Sadous, Director del Comité de Asuntos Asiáticos del CARI y la presentación de bienvenida de Mercedes S. Giuffré.

Con la presidente de la AAEC, Liliana Palacios de Cosiansi (Universidad Nacional de Tucumán) en el rol de moderadora, disertaron los siguientes expositores

  • Moisés Stanckowich Isern, de la Universidad de Barcelona (España), nos brindó sus experiencias en “La lengua catalana en el entorno universitario de Corea del Sur”.
  • Miguel Antonio Candia y Francisco Tita, ambos de la Universidad Nacional de Córdoba y miembros de la AAEC, quienes expusieron “El Conflicto Coreano 1950-1970, visiones desde Argentina”.
  • Luciano Lanare (Universidad Nacional de La Plata, AAEC), que presentó “El Eurocentrismo y los estudios coreanos en América Latina: algunas reflexiones”.
  • Héctor Agustín Arrosio, de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) expuso “Corea del Sur en los Sistemas de los EEUU durante la Guerra Fría (1947–1991) y en la geopolítica actual de los EEUU”.
  • Mercedes S. Giuffré cerró las presentaciones con “El “International Forum on One Korea” del 15 de agosto de 2020, explora una prospectiva de la reunificación de ambas Coreas”.

La jornada contó con un espacio final para preguntas y respuestas. Por último, los organizadores anticiparon la realización de una conferencia el próximo 20 de octubre, cuya temática será el 70º Aniversario de la Guerra de Corea.

Todas las presentaciones del V Seminario “Miradas sobre Corea” estarán disponibles próximamente en el Canal del YouTube del CARI (https://www.youtube.com/user/ConsejoCARI). Recomendamos seguir al Consejo en sus redes sociales, para estar al tanto de las últimas novedades en este tipo de eventos.

MUCHAS GRACIAS A MERCEDES S. GIUFFRÉ POR LA COLABORACIÓN EN ESTE TEXTO.

El caso de Corea del Sur, uno de los primeros paises en revelar al mundo la presencia de casos de Covid-19 en su territorio, ha sido difundido como ejemplo de éxito en la contención del virus y de un aparente regreso a la normalidad.

La respuesta del país ha ganado reconocimiento mundial, pues pasó de tener el mayor número de casos confirmados fuera de China en febrero, a incrementos de un solo dígito en nuevos casos a mediados de abril y a prácticamente no contar con nuevos casos en la actualidad.

Así las cosas, Corea fue uno de los primeros países en “aplanar” con éxito la curva del Covid-19. Veamos un resumen de los pilares en los cuales se sustenta su modelo de acción.

ETAPAS DE TRABAJO

Tras una Etapa Inicial, de prevención anticipada y preparación para una probable crisis, se observó un período de mayor actividad: la Etapa de Contención.

La misma está caracterizada por los siguientes criterios:

  • Verticalismo y sincronización total de las agencias estatales, con aprendizaje de experiencias previas análogas (SARS / MERS).
  • Fronteras controladas, pero abiertas.
  • Uso intensivo de Inteligencia artificial y Big Data.
  • Sistema de salud preparado y laboratorios a disposición.
  • Tests masivos y estrategias innovadoras para aumentar la cantidad de testeos.
  • Donaciones del sector privado y celebridades.

Se adoptó una cuarentena responsable, con sanciones para quienes no la cumplieran. Asimismo, se forjó una alianza estratégica Estado-Capital, se brindó asistencia gubernamental a sectores socioeconómicos afectados por la crisis y se contó, en parte, con la ayuda regional de China.

Una vez que se contuvo a la enfermedad, se pasó a una Etapa de Apertura gradual y controlada, con monitoreo constante y posibilidad de retroceso, en casos de expansión del virus (como en efecto sucedió en Seúl, tras un rebrote de casos en bares y discotecas). Esta Etapa es la situación actual.

El modelo coreano se basó en su célebre concepto “Pali Pali” (빨리빨리: hacer las cosas rápidamente y, en general, bien).

BATERÍA DE MEDIDAS. LAS 3 T

La fórmula de prueba, rastreo y tratamiento (en inglés, “De las 3T”, por Test, Trace & Treat) fue clave para el éxito de Corea del Sur en la lucha contra el coronavirus, según el viceministro de Relaciones Exteriores del país, Kim Gunn.

Para frenar la propagación del brote, se rastrean meticulosamente los contactos de las personas con Covid-19, y se los trata en la etapa más temprana del virus.

Para ello, se realizan testeos de diagnóstico a gran escala y estudios epidemiológicos meticulosos. Se establecieron estaciones de testeo en todo el país, a un ritmo diario de 20.000 pruebas, con resultados listos dentro de las 6 horas. A modo de comparación, Corea del Sur tiene una población similar a la de la República Argentina, que en este momento está testeando a unas 7.000 personas al día.

El país aumentó su capacidad de camas para el tratamiento de los pacientes afectados y usó algunos hospitales solamente para ellos. Agrupando a los enfermos según su gravedad, lograron asignar recursos médicos de manera más eficiente, priorizando la internación de pacientes con síntomas graves. Esto se combinó con centros públicos de tratamiento, para poner en cuarentena a quienes presentaban síntomas leves y requerían menos atención.

Un rasgo distintivo es que no se prohibió el transporte aerocomercial ni terrestre desde otras naciones, aunque lógicamente se controlaron y rastrearon a quienes venían del extranjero, con cuarentena obligatoria de 14 días para cada pasajero, a partir del 1 de abril.

La cohesión social resultó una pieza fundamental: “El público se plegó a los esfuerzos del gobierno, al adherirse a principios como usar una máscara, seguir las medidas [que incluían emplear aplicaciones móviles de rastreo y monitoreo], mantener la distancia social y la higiene personal”, indicó Kim.

En esta línea el sector privado, incluidos los hospitales, se adaptó rápidamente al nuevo entorno de políticas, introduciendo innovaciones (como los modelos de tests “drive thru”, del estilo de las cabinas de peaje). Varias compañías adaptaron sus fábricas de prendas de vestir para fabricar insumos médicos y, cuando los casos comenzaron a menguar, pudieron destinar estos materiales para la exportación.

LECCIONES DEL PASADO Y SU ADAPTACIÓN

Basándose en la experiencia adquirida después del brote de Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS) en 2015, Corea desarrolló un marco legal para la aprobación rápida de kits de prueba de emergencia. Tan pronto como se informó el primer caso confirmado del nuevo coronavirus, esta legislación permitió al gobierno comunicarse de inmediato con las compañías médicas, para la producción en masa de nuevos kits de prueba, y acelerar su aprobación en sólo dos semanas.

En 2016, la nación actualizó el marco legal para la prevención y el control de enfermedades infecciosas, permitiendo que el gobierno responda rápidamente con medidas agresivas (y polémicas, para muchos paises) de rastreo de contactos e información personal, incluyendo el acceso a tarjetas de crédito y registros bancarios, imágenes de CCTV y datos de GPS, para evaluar los movimientos de las personas infectadas. Inclusive, parte de esos datos se hicieron públicos, mediante apps móviles.

En Corea, como en otros lugares, el debate sobre los derechos de privacidad frente a la seguridad pública aún no se ha resuelto. La enmienda de 2020 al marco legal permite a las personas presentar objeciones por razones válidas (por ejemplo, violación excesiva de la privacidad), especifica el uso y la eliminación de datos, y requiere que se informe al Ministerio de Salud sobre dicha eliminación.

Al aprender de la experiencia MERS, Corea ha sido capaz (a su manera, que no resultaría sencilla de copiar en otras naciones), de contener y aislar el brote de Covid-19, evitando confinamientos drásticos y manteniendo a flote la economía.

FUENTES

  1. Webinar “El “éxito” en las políticas de contención del COVID-19 en China, Corea del Sur y Taiwán” (Dra. María del Pilar Álvarez y Mg. Agustín Claret, USAL).
  2. “3T key to South Korea’s success in COVID-19 fight”. Anadolu Agency.
  3. “South Korea’s COVID-19 response: hard lessons on saving lives”. Devpolicy Blog.

El jueves 7 de noviembre se desarrolló la cuarta edición del seminario “Corea del Sur: una visión interdisciplinaria”, organizado por el Grupo de Trabajo sobre Corea, del Comité de Asuntos Asiáticos del CARI (Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales). Miembros de GACOA tuvimos la oportunidad de exponer una de las presentaciones.

Tras las palabras de apertura del Director del citado Comité, Embajador Eduardo Sadous y del Ministro Consejero de la Embajada de Corea del Sur, Byongjo Kang, la Magíster Mercedes Giuffré (Coordinadora del Grupo Corea) realizó la presentación de los dos paneles y sus integrantes.

Eduardo Ganeau y Mercedes Giuffré

Los antecentes académicos y perfiles de los expositores fueron sumamente diversos, lo que redundó en una riqueza y variedad de opiniones y visiones. Los títulos de las ponencias pueden dar una idea aproximada de lo antedicho:

  • Economía de Corea del Sur – Byongjo Kang. Ministro Consejero. Embajada de Corea del Sur
  • Argentina + Corea del Sur: opuestos y complementarios – Martín Civeira (Universidad de Buenos Aires – Ajou University – GACOA) y Mariana Alemany (Universidad Nacional de Rosario – Ajou University – GACOA).
  • La difusión global del cine coreano: nuevos espacios, consumos y producciones en Argentina – Paula Iadevito (CONICET – UBA).
  • Paralelos de la Seguridad Nacional entre Corea del Sur y Argentina – Eduardo L. Ganeau. Comodoro de Marina. Instituto de Seguridad Internacional y Asuntos Estratégicos (ISIAE), CARI.
  • Negociaciones entre el Mercosur y la República de Corea – Mercedes S. Giuffré (CECCHI – Universidad Nacional de Mar del Plata).
  • Corea del Norte. La racionalidad del “Mal” – Luciano Lanare (Universidad Nacional de La Plata).
Martín Civeira y Paula Iadevito

El evento contó con una importante concurrencia de público, por lo que este cuarto seminario demuestra el interés existente en nuestro país sobre temáticas relativas a la península coreana.

Un artículo de Martín Civeira feat. Franco D´Eramo.

Listen to the City (Escuchen A La Ciudad) es un colectivo de artistas que comenzó su actividad en 2009, en Corea del Sur.

Mediante diversas acciones (libros, tours, exhibiciones y performances, pero también ocupaciones del espacio público y privado, denuncias y juicios al Estado) y según sus propias palabras, el conjunto ha estado visibilizando “las sustancias invisibles de los espacios urbanos y mostrando los conflictos que existen dentro de las ciudades”.

“No one left behind”: proyecto para acción contra desastres naturales.

También han realizado eventos culturales con víctimas de desalojo, de trata de personas y trabajadores pobremente sindicalizados de la ciudad de Seúl, han investigado sobre leyes y políticas de reurbanización, y con frecuencia organizan debates y acciones públicas.

Festival de alimentos sanos, para compartir con los que menos tienen.

Entre sus preocupaciones principales se hallan la puja por la tierra en Corea y que el país sea uno de los más pobres en cuanto a biodiversidad.

En efecto, el valor de los lotes urbanos se ha triplicado prácticamente, desde 1980 y diversos proyectos inmobiliarios y de infraestructura han exacerbado el fenómeno de gentrificación (el proyecto del tren de alta velocidad – KTX y la recuperación del Arroyo Cheonggyecheon, entre otros).

Por otro lado, obras como “The Four Major Rivers Restoration Project” han construido 22 presas en 4 ríos principales, modificando casi irreversiblemente humedales y valles de inundación, y desarrollando cantidad de nuevas ciudades, servicios y conexiones viales.

Visibilización de la construcción indiscriminada de presas.

Dentro del contexto mencionado, los activistas están interesados en mostrar cómo el arte y la creatividad pueden ayudar a transitar “desde un sistema de neoliberalismo insostenible, hacia un sistema sostenible, más humilde”, que tenga en cuenta a la Naturaleza y a los intereses de los ciudadanos, que son actualmente desplazados por el sistema.

FUENTES:

http://www.listentothecity.org https://mythologicalquarter.net/2013/02/19/2013215listen-to-the-city-and-destruction-of-rivers-in-south-korea/

En épocas en que cada vez leemos de modo más fragmentado y en diversos formatos, es un placer que nos hagan llegar a la página novedades editoriales, sobre todo si se tratan temas coreanos. En esta ocasión, nos han acercado un nuevo libro sobre Corea, titulado “¿Hallyu o diplomacia cultural? Corea del Sur y sus productos culturales”.

Por María del Pilar Álvarez

El libro presenta una serie de discusiones académicas sobre la historia contemporánea de Corea del Sur a través de sus productos culturales y la importancia que éstos tuvieron en el modelo de desarrollo, la internacionalización de la economía y la construcción de la marca país en el exterior.

Se divide en dos secciones conformadas por traducciones al español de artículos elaborados por reconocidos especialistas en estudios coreanos de diferentes universidades del mundo. La primera parte (Arte, Cultura y Política en Corea del Sur), está conformada por cuatro artículos académicos sobre historia y cultura coreana escritos por Chung Moo Choi, Isolde Standish, Hyun Joon Shin y Charlotte Horlyck. En la segunda sección (Hallyu y Relaciones Internacionales), se exponen cuatro artículos que analizan el impacto de los productos culturales surcoreanos como herramienta central de la política exterior cultural de Corea escritos por Sang Mi Park, Soo Hyun Jang, Regina Kim y una investigación original realizada para este libro sobre la diplomacia cultural surcoreana en Argentina de María del Pilar Álvarez y Verónica Pérez Taffi.

Sobre las compiladoras:

María del Pilar Álvarez es Doctora en Ciencias Sociales y Licenciada en Ciencia Política (UBA). Realizó sus estudios de maestría sobre Corea en la Universidad Yonsei. Estudió idioma coreano en la Universidad Kyung Hee, Ewha Womans y el Korean Literaure Translation Institute. Ha realizado varias estancias de investigación en el país y publicado libros y artículos sobre Corea. Actualmente, se desempeña como Profesora Titular de historia política del Este de Asia en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad del Salvador, directora del Programa Semilla en Estudios Coreanos del Instituto de Investigaciones en Ciencias Sociales (IDICSO) e investigadora CONICET. Asimismo, es profesora en la Universidad Nacional de San Martín y en la Universidad T. Di Tella. Todos los cursos que dicta a nivel de grado, posgrado y doctorado así como también sus temas de investigación están relacionados con historia política y relaciones internacionales del Este de Asia.

Verónica Pérez Taffi es Doctoranda en Relaciones Internacionales, Magíster en Estrategia y Geopolítica (ESG), Licenciada en Relaciones Internacionales y Bachiller Universitario en Ciencia Política (USAL). Es Profesora Titular de la Licenciatura en Relaciones Internacionales de la USAL y, desde 2001, Coordinadora Académica de la Facultad de Ciencias Sociales de la Delegación Pilar. Actualmente, coordina el Programa Semilla en Estudios Coreanos (IDICSO–AKS).

El libro se encuentra disponible para la venta en: Librería Ediciones Universidad del Salvador, Rodríguez Peña 675, tel: 43722371, email: libreria@usal.edu.ar

Nacido en 1959 en Corea del Sur y formado en Alemania, donde aprendió el idioma mientras estudiaba filosofía, literatura y teología en las universidades de Friburgo y Munich, Byung-Chul Han se ha convertido en un fenómeno editorial de nuestros tiempos.

El escritor y periodista Nicolás Mavrakis, quien diera una exitosa serie de conferencias sobre el filósofo el año pasado, en la nueva sede del Centro Cultural Coreano, nos brinda una interesante introducción a su obra, en el siguiente link:
 

Corea del Norte es el país más hermético y menos visitado del mundo, y uno de los más amenazantes. Sin Internet y sin comunicación con el exterior, con controles que impiden la salida de sus ciudadanos y un sistema de vigilancia las veinticuatro horas a los contados turistas que llegan cada año, es difícil conocer cómo es y qué pasa dentro del “reino ermitaño”.

Las omnipresentes imágenes de los líderes Kim Il Sung y Kim Jong Il

Haciendo gala de una temeridad no exenta de insensatez, Florencia Grieco estuvo allí en 2015 y reincidió en 2017. En este libro cuenta y muestra, con más de ciento cincuenta fotos propias, lo que vio y vivió en un testimonio que conjuga en primera persona diario de viaje, ensayo y crónica íntima.

Portada del libro

De Pyongyang a la frontera con Corea del Sur, la más militarizada del planeta, última reliquia de la Guerra Fría, atravesando pueblos y ciudades del interior norcoreano en los que ningún extranjero estuvo antes, su relato descubre aspectos extraordinarios de la vida cotidiana al norte del paralelo 38, siempre bajo el ojo avizor de los Kim, la familia que, en setenta años en el poder, dio forma a la última dinastía comunista.

Vista panorámica de Pyongyang desde la Torre Juche

Sobre la autora

Florencia Grieco (Buenos Aires, 1975) estudió Ciencia Política en la Universidad de Buenos Aires y cursó una maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad de Bologna, Italia. Trabajó como editora de la sección Mundo en los diarios Crítica de la Argentina y Página/12; escribió para las revistas Página/30, Ego y XXIII; estuvo a cargo del lanzamiento y la edición general de Infobae América e integró el equipo editorial de la revista latinoamericana Nueva Sociedad. Fue copywriter para Unilever Global, traductora para The Wall Street Journal Americas, editora de publicaciones de la Comisión Europea y consultora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Actualmente es editora de libros de no ficción para Penguin Random House.

@flowergrieco en Instagram y Twitter

Se ha comprobado que contratar mujeres, en especial para puestos de jerarquía, genera grandes beneficios para las compañías. De acuerdo con cifras del Fondo Monetario Internacional, las empresas con un mayor porcentaje de mujeres, tienen un 34% más de ganancias.

No obstante, hay una sola CEO entre las 25 empresas privadas más importantes de la Argentina, y más de la mitad de las firmas carecen de mujeres en sus gerencias.

En contraposición, el Congreso Nacional Argentino se encuentra entre los 20 parlamentos con el mayor porcentaje de participación de mujeres (puesto 16, entre 193). Asimismo, alrededor del 40% del PBI nacional del país es administrado por gobernadoras.

En las últimas elecciones parlamentarias de Corea del Sur, la representación femenina dio un pequeño, pero positivo paso adelante: 51 legisladoras fueron elegidas para la Asamblea Nacional, lo que representa el mayor número y porcentaje histórico (17%). Pese a ello, el país aún está debajo del promedio mundial (22.8%) y la región asiática (19.2%).

En 2017, Argentina exhibía una brecha de género salarial de aproximadamente 27% (esto es, las mujeres tienen 27% menos de probabilidades de igualdad de oportunidades que los hombres).

Corea del Sur tiene aún más trabajo por hacer para cerrar la brecha salarial: los datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) muestran que en 2017, un trabajador varón ganaba un 34,5% más que su contraparte femenina, lo cual representa unas 2,5 veces el promedio de esta Organización y catapulta al país al primer puesto en esa penosa diferencia.

En términos generales, la Argentina ostenta el número 34 del “Global Gender Gap Score”, en un ranking de 144 países que confecciona el Global Economic Forum. Corea del Sur se halla en el puesto 118.

FUENTES

https://www.weforum.org/reports/the-global-gender-gap-report-2017

https://www.weforum.org/agenda/2017/11/argentina-women-equality-gender-gap-report-2017/

https://www.statista.com/statistics/802901/argentina-gender-gap-index/

https://infogram.com/gender-wage-gap-in-south-korea-1g4qpzdozydom1y

http://english.donga.com/List/3/all/26/403346/1

https://www.statista.com/chart/13182/where-the-gender-pay-gap-is-widest/

http://www.batimes.com.ar/news/argentina/off-the-radar-argentinas-gender-pay-gap-and-the-attempts-to-tackle-it.phtml

http://keia.org/moving-female-representation-national-assembly