Informamos a todos los interesados acerca de las actividades que realizará la Embajada de Corea en la ciudad de Mar del Plata, del 22 al 28 del corriente, durante la Semana de Corea en Mar del Plata 2019.

La misma contará con el desarrollo de diversos encuentros culturales y
económicos para promocionar a la República de Corea, coordinados desde Mar del Plata por la Profesora Mercedes S. Giuffre (CECCHI – UNMdP – CARI).

La Semana de Corea se desarrollará en estos 4 sitios:

  • El Museo MAR, con un ciclo de cine.
  • La Universidad de Mar del Plata (Facultad de Derecho), en la que se llevará a cabo la Semana Académica.
  • El Centro Cultural Estación Terminal Sur, con una exhibición de arte.
  • El Torreón del Monje. en donde se efectuará la Inauguración, el 22 de abril y que también contará con reuniones para empresarios.

En épocas en que cada vez leemos de modo más fragmentado y en diversos formatos, es un placer que nos hagan llegar a la página novedades editoriales, sobre todo si se tratan temas coreanos. En esta ocasión, nos han acercado un nuevo libro sobre Corea, titulado “¿Hallyu o diplomacia cultural? Corea del Sur y sus productos culturales”.

Por María del Pilar Álvarez

El libro presenta una serie de discusiones académicas sobre la historia contemporánea de Corea del Sur a través de sus productos culturales y la importancia que éstos tuvieron en el modelo de desarrollo, la internacionalización de la economía y la construcción de la marca país en el exterior.

Se divide en dos secciones conformadas por traducciones al español de artículos elaborados por reconocidos especialistas en estudios coreanos de diferentes universidades del mundo. La primera parte (Arte, Cultura y Política en Corea del Sur), está conformada por cuatro artículos académicos sobre historia y cultura coreana escritos por Chung Moo Choi, Isolde Standish, Hyun Joon Shin y Charlotte Horlyck. En la segunda sección (Hallyu y Relaciones Internacionales), se exponen cuatro artículos que analizan el impacto de los productos culturales surcoreanos como herramienta central de la política exterior cultural de Corea escritos por Sang Mi Park, Soo Hyun Jang, Regina Kim y una investigación original realizada para este libro sobre la diplomacia cultural surcoreana en Argentina de María del Pilar Álvarez y Verónica Pérez Taffi.

Sobre las compiladoras:

María del Pilar Álvarez es Doctora en Ciencias Sociales y Licenciada en Ciencia Política (UBA). Realizó sus estudios de maestría sobre Corea en la Universidad Yonsei. Estudió idioma coreano en la Universidad Kyung Hee, Ewha Womans y el Korean Literaure Translation Institute. Ha realizado varias estancias de investigación en el país y publicado libros y artículos sobre Corea. Actualmente, se desempeña como Profesora Titular de historia política del Este de Asia en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad del Salvador, directora del Programa Semilla en Estudios Coreanos del Instituto de Investigaciones en Ciencias Sociales (IDICSO) e investigadora CONICET. Asimismo, es profesora en la Universidad Nacional de San Martín y en la Universidad T. Di Tella. Todos los cursos que dicta a nivel de grado, posgrado y doctorado así como también sus temas de investigación están relacionados con historia política y relaciones internacionales del Este de Asia.

Verónica Pérez Taffi es Doctoranda en Relaciones Internacionales, Magíster en Estrategia y Geopolítica (ESG), Licenciada en Relaciones Internacionales y Bachiller Universitario en Ciencia Política (USAL). Es Profesora Titular de la Licenciatura en Relaciones Internacionales de la USAL y, desde 2001, Coordinadora Académica de la Facultad de Ciencias Sociales de la Delegación Pilar. Actualmente, coordina el Programa Semilla en Estudios Coreanos (IDICSO–AKS).

El libro se encuentra disponible para la venta en: Librería Ediciones Universidad del Salvador, Rodríguez Peña 675, tel: 43722371, email: libreria@usal.edu.ar

Nacido en 1959 en Corea del Sur y formado en Alemania, donde aprendió el idioma mientras estudiaba filosofía, literatura y teología en las universidades de Friburgo y Munich, Byung-Chul Han se ha convertido en un fenómeno editorial de nuestros tiempos.

El escritor y periodista Nicolás Mavrakis, quien diera una exitosa serie de conferencias sobre el filósofo el año pasado, en la nueva sede del Centro Cultural Coreano, nos brinda una interesante introducción a su obra, en el siguiente link:
 

Del 14 al 19 de noviembre se desarrollará la 11va edición del Festival Internacional Buenos Aires Jazz, que reúne a destacados intérpretes del género, en un número de sedes que crece año tras año.

En esta oportunidad, hemos detectado varios intérpretes coreanos que se suman a la propuesta, y de quienes les brindamos la información de sus fechas:

  • El Yoonseung Cho Trio (piano, contrabajo y batería) se presentará el 19 de Noviembre, a las 16:00 en la Usina del Arte. El espectáculo forma parte del programa “Jazz de cámara”.
  • La formación que acompaña a Mariana Baraj (Cuatro Minimal), cuenta entre sus filas a Chang Jaehyo en percusión. Mariana estará el 17 de Noviembre, en el Anfiteatro del Parque Centenario, a las 19.
  • El 18, a las 21.30, hay doble programa en el Ciclo “Cruces”. En el Bebop Club estará presente el citado Yoonseung Cho (pianista) y en Café Vinilo podremos encontrar a Hogyu Hwang (contrabajo).

Para más datos, sugerimos la web del Festival, http://festivales.buenosaires.gob.ar/2018/jazz/es/home, nuestro Twitter (https://twitter.com/InfoGACOA) y las redes sociales de FestivalesGCBA (Twitter, Facebook e Instagram).

Corea del Norte es el país más hermético y menos visitado del mundo, y uno de los más amenazantes. Sin Internet y sin comunicación con el exterior, con controles que impiden la salida de sus ciudadanos y un sistema de vigilancia las veinticuatro horas a los contados turistas que llegan cada año, es difícil conocer cómo es y qué pasa dentro del “reino ermitaño”.

Las omnipresentes imágenes de los líderes Kim Il Sung y Kim Jong Il

Haciendo gala de una temeridad no exenta de insensatez, Florencia Grieco estuvo allí en 2015 y reincidió en 2017. En este libro cuenta y muestra, con más de ciento cincuenta fotos propias, lo que vio y vivió en un testimonio que conjuga en primera persona diario de viaje, ensayo y crónica íntima.

Portada del libro

De Pyongyang a la frontera con Corea del Sur, la más militarizada del planeta, última reliquia de la Guerra Fría, atravesando pueblos y ciudades del interior norcoreano en los que ningún extranjero estuvo antes, su relato descubre aspectos extraordinarios de la vida cotidiana al norte del paralelo 38, siempre bajo el ojo avizor de los Kim, la familia que, en setenta años en el poder, dio forma a la última dinastía comunista.

Vista panorámica de Pyongyang desde la Torre Juche

Sobre la autora

Florencia Grieco (Buenos Aires, 1975) estudió Ciencia Política en la Universidad de Buenos Aires y cursó una maestría en Relaciones Internacionales en la Universidad de Bologna, Italia. Trabajó como editora de la sección Mundo en los diarios Crítica de la Argentina y Página/12; escribió para las revistas Página/30, Ego y XXIII; estuvo a cargo del lanzamiento y la edición general de Infobae América e integró el equipo editorial de la revista latinoamericana Nueva Sociedad. Fue copywriter para Unilever Global, traductora para The Wall Street Journal Americas, editora de publicaciones de la Comisión Europea y consultora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Actualmente es editora de libros de no ficción para Penguin Random House.

@flowergrieco en Instagram y Twitter

Ya está definida la fecha para la nueva edición del mayor festival del país que celebra la cultura coreana: el domingo 4 de Noviembre, desde las 10:00 y hasta las 20:00 en Avenida Avellaneda (Desde Nazca hasta Campana), en el barrio de Flores (Ciudad de Buenos Aires).

Como en años anteriores, habrá stands de comida, shows, recitales, espacios de exhibición y los infaltables sorteos.

En redes sociales, pueden enterarse de las novedades con el hashtag #BsAsCelebraCorea. Más información en:

La entrada es libre y gratuita.

Por Celeste Castiglione (UNPAZ, CONICET).

“Adoptando estas tierras tan diferentes a su país que añora/ los descendientes del pueblo coreano que trabajaron el sueño del pionero durante toda su vida/duermen en paz acá, tierra de descanso eterno/ lugar de nuestras vidas que se fue edificando únicamente con la esperanza/ convertidos en estrellas de la Pampa, serán nuestros firmes protectores.”

Estas palabras se encuentran en el monolito de piedra situado en el sector del cementerio privado La Oración, que la comunidad coreana posee en exclusividad en nuestro país, en el partido de Cañuelas, Provincia de Buenos Aires.

La Dra. Celeste Castiglione, presenta una línea de la investigación que está desarrollando con su equipo, vinculada a la muerte de los migrantes recientes en la Argentina, en donde se pregunta cómo opera su red étnica y qué capacidad tienen de ejercer su agencia, ésta entendida como el desarrollo óptimo de los ritos y ceremonias que consideren importantes. De su completo trabajo, en este artículo mencionaremos tan sólo algunos aspectos, remitiendo para mayores detalles a la versión completa del mismo.

Imagen 1: Monolito. Cementerio coreano (Cañuelas).

Esta búsqueda por las circunstancias de morir en un país ajeno, llevó a Celeste y su equipo hacia la comunidad coreana, que en 2015 cumplió medio siglo de residencia en la Argentina, –con un pico de 35.000 migrantes en la década de los noventa, luego descendiendo a la mitad, en la siguiente.

Se preguntaron por qué habían decidido permanecer aquí, que significado tenía para la comunidad morir en tierra extranjera y cómo se habían organizado en función de los miembros del grupo que ya habían fallecido. Y en esa misma línea, se propusieron indagar acerca de los rituales y formas de manifestarse desde el punto de vista religioso o comunitario.

Porque en definitiva, todo grupo social requiere de un lugar donde ubicar a sus muertos, conmemorar el pasaje y recordar a los difuntos. No hay cultura sin tumbas, ni tumbas sin cultura y el ámbito funerario forma parte del patrimonio cultural de una comunidad –material y simbólico–, así como de valores –entre ellos los religiosos e ideológicos– que le dan relevancia y significado.

Los ritos funerarios son una construcción cultural, que en relación con la comunidad que los crea, le otorga un significado al pasado, y le permite abrir una cadena de sentidos posibles en el presente y a futuro y que, en este caso, se encuentra atravesado por la situación migratoria. En consecuencia, la muerte de uno de sus miembros es un momento límite para la comunidad, que pone en riesgo categorías sociales, ya que morir en la propia tierra es morir dentro del marco de la propia cultura. Morir dentro de un contexto migratorio posee, sin duda, una complejidad adicional que implica considerar las causas del deceso en las claves de la sociedad de destino y los dispositivos que emergen a partir de ello: hospitalarios, normativos, policiales, religiosos o logísticos, por citar algunos. Y por otro lado, para los migrantes del grupo, existen cuestiones afectivas, rituales y comunicacionales con el país de origen, que deben ser cumplidas.

Directa o indirectamente la mención del tiempo y la distancia frente a una situación imprevista o una enfermedad, emerge en las entrevistas realizadas por el equipo, pesa y presiona; a la persona que además de trabajar y cumplir con los requerimientos de acá (en Argentina) debe responder a los de allá (en Corea).

Asimismo, la muerte pone en juego y expone el grado de cohesión y solidaridad de un grupo, casi como ninguna otra ocasión. Por todas estas razones, les pareció importante indagar acerca de estos temas, difíciles, muy privados y a la vez vividos en comunidad, por parte de la colectividad coreana en la Ciudad de Buenos Aires.

El trabajo completo de la Dra. Castiglione se encuentra en este link:

http://www.unsam.edu.ar/ojs/index.php/etnocontemp/article/view/230/294

 

Situado en el corazón de Seúl (432, Cheongpa-ro, Jung-gu) podemos encontrar un auténtico pueblo de 24.000 plantas originarias de Corea del Sur (árboles, arbustos y flores), en lo que alguna vez fue una antigua carretera elevada, en los años 70.

Además de sumar áreas verdes al centro de la ciudad y brindar increíbles vistas de la histórica estación de Seúl y la puerta de Namdaemun, este paseo peatonal abierto al público las 24 horas está diseñado para ser una experiencia educacional: las especies (muchas de las cuales crecerán hasta sus alturas finales en la próxima década) están plantadas en casi 700 maceteros de diversos tamaños y alturas, y organizados en grupos de familias, ordenadas según el alfabeto coreano.

 

Seoullo, el nombre coreano de Skygarden se traduce en ‘hacia Seúl’ y ‘Seoul Street’, mientras “7017” incluye el año de construcción de la carretera (1970) y su nueva función como pasarela pública (2017). El viaducto peatonal junto a la estación principal de Seúl es el paso hacia la ciudad y, a su vez, es la conexión con todas las áreas verdes del sector.

La reconversión de la infraestructura (construcciones de acero y hormigón, a 16 metros de altura) incluyó nuevos puentes, ascensores y escaleras, que conectan el viaducto con hoteles, tiendas y jardines de la zona, y demoró 2 años en finalizarse, a un costo aproximado de 55 millones de dólares. Por las noches, el lugar presenta una iluminación de color azul.

Estas obras se insertan en la visión moderna de una ciudad más amigable al peatón y que desalienta el uso del automóvil, reacondicionando estructuras e integrándolas al tejido urbano existente.

(Colaboración: Franco D´Eramo)

FUENTES

http://seoullo7017.seoul.go.kr/SSF/GLO/ENG/M000.do

https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/871898/seul-transforma-autopista-abandonada-en-jardin-elevado-con-mas-de-24-mil-plantas

https://www.mvrdv.nl/projects/seoul-skygarden

https://www.theguardian.com/cities/2017/may/19/seoul-skygarden-south-korea-london-garden-bridge

http://english.visitkorea.or.kr/enu/ATR/SI_EN_3_1_1_1.jsp?cid=2497803

http://arqa.com/arquitectura/seoullo-7017-skygarden.html

https://www.instagram.com/yumi_majem/